Casilla 259: Base imponible imputada

Introducción

La casilla 259 en la declaración de la renta es una de las más importantes y a menudo desconocidas por los contribuyentes. En ella se hace referencia a la base imponible imputada, un concepto clave en el cálculo del impuesto sobre la renta.

La base imponible y su importancia en la declaración de la renta

La base imponible es el importe sobre el que se aplica el tipo de gravamen de un impuesto. Es decir, es el cálculo sobre el cual se aplica el impuesto correspondiente. En el caso de la declaración de la renta, la base imponible se calcula a partir de los ingresos obtenidos por el contribuyente durante el año fiscal.

¿Qué es la base imponible imputada?

La base imponible imputada es un concepto que se aplica en la declaración de la renta cuando el contribuyente no obtiene rendimientos, pero dispone de patrimonio. En este caso, la ley establece una imputación de rentas, es decir, se considera que el contribuyente ha obtenido una renta equivalente al valor de su patrimonio.

¿Quiénes están obligados a declarar la base imponible imputada?

La base imponible imputada se aplica a aquellos contribuyentes que, aunque no obtengan rendimientos, tienen patrimonio superior a 1.000.000 euros o, en caso de tributar en Cataluña, superior a 500.000 euros.

¿Cómo se calcula la base imponible imputada?

La base imponible imputada se calcula aplicando un porcentaje sobre el valor del patrimonio que exceda del límite establecido, es decir, el millón o el medio millón de euros dependiendo de la comunidad autónoma.

Conclusión

En conclusión, la base imponible imputada es un concepto clave en la declaración de la renta que afecta a aquellos contribuyentes que no obtienen rendimientos, pero cuentan con un patrimonio superior a 1.000.000 euros o, en caso de tributar en Cataluña, superior a 500.000 euros.


Nos destacamos como el sitio líder en información sobre el IRPF. ¿Tienes dudas? Permítenos guiarte en el proceso de tu declaración.

Publicaciones Similares