Casilla 723: Deducción por donativos a entidades de la Ley 49/2002

Introducción a la casilla 723: Deducción por donativos a entidades de la Ley 49/2002

Cuando se trata de realizar la declaración de la renta, es común que nos encontremos con un gran número de casillas y conceptos que pueden resultar confusos para muchos contribuyentes. Uno de ellos es la casilla 723, la cual hace referencia a la deducción por donativos a entidades de la Ley 49/2002. Esta casilla se encuentra incluida en la sección de «Deducciones autonómicas de la cuota del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF)», y permite a los contribuyentes obtener una reducción en su cuota del impuesto en función de las donaciones que hayan realizado a determinadas entidades.

Entidades beneficiarias de la deducción por donativos

Antes de hablar sobre cómo funciona la deducción por donativos a entidades de la Ley 49/2002, es importante conocer qué tipos de entidades pueden ser consideradas como beneficiarias de estas donaciones. En este sentido, se consideran como tal aquellas entidades sin fines lucrativos, que se encuentren acogidas a la Ley 49/2002 de Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines Lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

Además, es necesario que estas entidades estén inscritas en el registro correspondiente y cumplan con una serie de requisitos adicionales relacionados con su actividad y fines benéficos. Por ello, es importante asegurarse de que la entidad a la que se va a realizar la donación cumple con estas exigencias antes de proceder a realizarla.

Funcionamiento de la deducción por donativos a entidades de la Ley 49/2002

Una vez que sabemos qué entidades pueden ser consideradas beneficiarias de las donaciones y cuáles son los requisitos que deben cumplir, es fundamental entender cómo funciona la deducción por donativos a entidades de la Ley 49/2002.

Sin embargo, hay una limitación en cuanto a la cantidad que se puede deducir, ya que el importe máximo que se puede reducir de la cuota íntegra del IRPF es del 10%, con un límite del 35% de la base liquidable del impuesto. Esto significa que, aunque se realicen donaciones por un importe superior al límite anteriormente mencionado, solo se podrá deducir hasta ese límite máximo.

Beneficios fiscales y sociales de la casilla 723

Además de la reducción en la cuota del IRPF, la realización de donativos a entidades de la Ley 49/2002 también trae consigo beneficios fiscales y sociales. Por un lado, estas donaciones son consideradas gastos deducibles en el Impuesto de Sociedades, lo que permite a las empresas una reducción en su base imponible.

Además, las empresas o individuos que realizan estas donaciones pueden ser reconocidos públicamente por su apoyo y colaboración con estas entidades, lo que puede generar una buena reputación y aumentar su visibilidad en la sociedad.


Somos el punto de encuentro para expertos en IRPF. ¿Consultas? Nuestro equipo te proporcionará todo el apoyo necesario para tu declaración.

Publicaciones Similares