Aprende cómo se calcula la casilla 23 de la renta

Aprende cómo se calcula la casilla 23 de la renta

¿Qué es la casilla 23 de la renta?

La casilla 23 de la renta es un elemento clave en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en España. Se trata de una de las casillas más importantes, ya que en ella se refleja el importe total de las retenciones y pagos a cuenta que el contribuyente ha realizado durante el año.

¿Cómo se calcula la casilla 23 de la renta?

Para calcular la casilla 23 de la renta, debemos tener en cuenta los diferentes tipos de retenciones y pagos a cuenta que pueden haber afectado a nuestra situación fiscal durante el año. A continuación, explicaremos los aspectos que afectan al cálculo de esta casilla:

Las retenciones del trabajo son la cantidad que el empleador descuenta del salario del trabajador y que luego ingresa en el Tesoro Público como pago a cuenta del IRPF. Estas retenciones se reflejan en la nómina del trabajador y en el certificado de retenciones que le proporciona la empresa al finalizar el año.

Pagos a cuenta del rendimiento del capital mobiliario

Al igual que en el caso de las retenciones del trabajo, para calcular la casilla 23 de la renta se deben sumar todos los pagos a cuenta del rendimiento del capital mobiliario que aparezcan en el certificado de retenciones.

Los pagos a cuenta del rendimiento del capital inmobiliario se refieren a los alquileres o rentas obtenidas por la propiedad de inmuebles. En este caso, el arrendatario está obligado a retener un porcentaje de estas rentas y a ingresarlo en el Tesoro Público como pago a cuenta del IRPF.

Otros pagos a cuenta

En el certificado de retenciones, se deben incluir todos estos pagos a cuenta con su correspondiente importe.

¿Cómo afecta la casilla 23 de la renta a la liquidación del impuesto?

La casilla 23 de la renta se refleja en la última parte de la declaración de la renta, en la que se calcula la cuota íntegra del impuesto. Al restarle a esta cuota las deducciones y bonificaciones a las que el contribuyente tenga derecho, se obtiene la cuota líquida del impuesto. Si el resultado de la diferencia es positivo, se trata de una cantidad a pagar, mientras que si es negativo, se trata de una cantidad a devolver al contribuyente.

Conclusiones

En resumen, la casilla 23 de la renta es una de las más importantes a la hora de declarar nuestro IRPF, ya que refleja todas las retenciones y pagos a cuenta que hemos realizado durante el año. Para calcularla correctamente, debemos tener en cuenta las retenciones del trabajo, los pagos a cuenta del rendimiento del capital mobiliario y del capital inmobiliario, así como otros pagos a cuenta que puedan aplicarse a nuestra situación. Además, es esencial revisar que las retenciones y pagos a cuenta que aparecen en el certificado de retenciones coincidan con los que figuran en nuestras nóminas o recibos. De esta manera, podremos asegurarnos de que nuestra declaración de la renta sea correcta y no nos lleve a posibles devoluciones o pagos adicionales a Hacienda.


Somos el punto de encuentro para expertos en IRPF. ¿Consultas? Nuestro equipo te proporcionará todo el apoyo necesario para tu declaración.

Publicaciones Similares