Casilla 836: Deducción por inversión en nuevos activos afectos a actividades económicas

Deducción por inversión en nuevos activos afectos a actividades económicas: ¿Qué es y cómo funciona?

La casilla 836 de la declaración de la renta es una de las más relevantes para los contribuyentes que realizan actividades económicas. En ella se refleja la deducción por inversión en nuevos activos afectos a estas actividades, una medida que busca fomentar la inversión y el crecimiento de las empresas en España.

Pero, ¿qué se entiende por «nuevos activos afectos a actividades económicas»? Se trata de aquellos bienes que son adquiridos por el contribuyente para su uso en el desarrollo de su actividad económica, y que se encuentran contemplados en la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Entre los activos que pueden ser considerados como nuevos y afectos a actividades económicas se encuentran maquinaria, mobiliario, vehículos, ordenadores, entre otros. Es importante señalar que estos bienes deben destinarse exclusivamente a la actividad económica, no pudiendo tener un uso personal por parte del contribuyente.

Ahora bien, ¿en qué consiste la deducción por inversión en nuevos activos afectos a actividades económicas y cómo funciona? Veamos más detalladamente cada uno de estos aspectos.

Deducción por inversión en nuevos activos: ¿en qué consiste?

La deducción por inversión en nuevos activos afectos a actividades económicas es una medida fiscal que permite a los contribuyentes deducir de su renta un porcentaje de la inversión realizada en nuevos activos para su negocio. Dicha deducción puede ser aplicada tanto en la declaración de la renta como en la declaración trimestral del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

Esta medida tiene como objetivo incentivar la renovación y modernización de los activos de las empresas, lo que a su vez contribuye a mejorar su productividad y competitividad en el mercado.

Es importante destacar que esta deducción solo es aplicable para aquellos nuevos activos que se adquieran a partir del 1 de enero de 2015, ya que anteriormente existía una deducción similar que fue derogada.

¿Cómo funciona la deducción por inversión en nuevos activos?

Para poder aplicar la deducción por inversión en nuevos activos afectos a actividades económicas, es necesario cumplir con ciertos requisitos y seguir un procedimiento específico. A continuación, mencionaremos los pasos a seguir:

  • 1. Comprobar si el bien adquirido se encuentra en la lista de activos afectos a la deducción, tal como se establece en la Ley del IRPF.
  • 2. Calcular el porcentaje de deducción aplicable a la inversión en función del bien adquirido y del tipo de actividad económica.
  • 3. Incluir en la declaración de la renta o en la declaración del IVA correspondiente el importe deducible.
  • 4. Conservar la documentación que acredite la inversión realizada, como la factura de compra y el justificante de pago.

Es importante tener en cuenta que la deducción es limitada y no puede superar el 5% de la base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o el Impuesto sobre Sociedades.

También es necesario señalar que, en caso de que el bien adquirido sea utilizado para fines personales o no esté afecto a la actividad económica durante un plazo de cinco años, se deberá reintegrar el importe deducido en la declaración correspondiente.

Otra cuestión relevante a considerar es que la deducción solo aplica en el año en que se realiza la inversión, por lo que no es posible aplicarla en ejercicios posteriores.

Ventajas de la deducción por inversión en nuevos activos

La deducción por inversión en nuevos activos afectos a actividades económicas presenta diversas ventajas para los contribuyentes que realizan actividades económicas en España. Entre las principales podemos destacar:

  • 1. Incentiva la adquisición de nuevos activos y la renovación de los existentes, lo que permite a las empresas contar con herramientas modernas y eficientes para su desarrollo.
  • 2. Supone un ahorro en la carga fiscal, ya que permite deducir un porcentaje de la inversión realizada en los nuevos activos afectos a la actividad económica.
  • 3. Contribuye a mejorar la competitividad y productividad de las empresas en el mercado.
  • 4. Favorece el crecimiento y la expansión de los negocios, al incentivar la inversión en nuevos activos para su desarrollo y crecimiento.

Conclusión

En resumen, la casilla 836 de la declaración de la renta refleja la deducción por inversión en nuevos activos afectos a actividades económicas, una medida que busca fomentar la inversión en las empresas y su crecimiento en España. Para poder aplicar esta deducción, es necesario cumplir con ciertos requisitos y seguir un procedimiento específico, pero sin duda presenta numerosas ventajas para los contribuyentes que realizan actividades económicas. Por ello, es importante estar informado sobre esta medida y aprovecharla en la medida de lo posible para beneficiar a nuestra empresa y nuestro negocio.


Nos destacamos como el sitio líder en información sobre el IRPF. ¿Tienes dudas? Permítenos guiarte en el proceso de tu declaración.

Publicaciones Similares