Casilla 635: NIF del beneficiario de deducción por ascendiente

Qué es la casilla 635

La casilla 635 se refiere al NIF del beneficiario de la deducción por ascendiente en la declaración de la renta. Este número de identificación fiscal es un dato clave para determinar quién es el beneficiario de esta deducción y cuál es su relación con el contribuyente.

¿Por qué es importante el NIF del beneficiario?

El NIF o número de identificación fiscal es un número único y personal que identifica a cada contribuyente ante la Administración Tributaria. Gracias a este número, Hacienda puede tener un registro de todas las personas físicas que presentan su declaración de la renta y determinar quiénes son los beneficiarios de determinadas deducciones.

Debido a la importancia del NIF del beneficiario en la casilla 635, es fundamental asegurarse de que este dato sea correcto y esté actualizado en la declaración de la renta. De lo contrario, podría haber problemas con la aplicación de la deducción y, en el peor de los casos, se podría considerar como una irregularidad que podría ser sancionada por la Agencia Tributaria.

Requisitos para poder aplicar la deducción por ascendiente

Como se ha mencionado anteriormente, no todos los contribuyentes pueden aplicar la deducción por ascendiente en la casilla 635. Para poder optar a esta ayuda económica, se deben cumplir una serie de requisitos, entre ellos:

– Que el ascendiente no tenga ingresos anuales superiores a 8.000 euros, excluyendo las pensiones no contributivas.

– Que el ascendiente sea residente en España o en un país de la Unión Europea.

– Que el contribuyente haya convivido con el ascendiente durante al menos 183 días durante el año fiscal o lo haya tenido a su cargo en una residencia geriátrica.

¿Cómo se calcula la deducción por ascendiente?

La deducción por ascendiente se calcula de forma diferente según la Comunidad Autónoma en la que se resida, ya que cada una cuenta con su propia normativa fiscal. En general, la cuantía de la deducción puede oscilar entre un 15% y un 20% de las cantidades que se hayan destinado a los gastos de cuidado del ascendiente.

En definitiva, la casilla 635 es un dato relevante en la declaración de la renta y su correcta cumplimentación es esencial para poder aplicar la deducción por ascendiente. Además de tener en cuenta el NIF del beneficiario de la ayuda económica, es importante conocer los requisitos y el modo de calcular esta deducción para poder aprovecharla al máximo. Recomendamos siempre asesorarse con un profesional en materia fiscal para evitar posibles errores en la declaración y aprovechar todas las deducciones a las que se tenga derecho.


Nos destacamos como el sitio líder en información sobre el IRPF. ¿Tienes dudas? Permítenos guiarte en el proceso de tu declaración.

Publicaciones Similares