Casilla 618: Personas con derecho al mínimo por descendiente

¿Qué es la Casilla 618 y quiénes se benefician de ella?

La Casilla 618 es una sección del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) en la que se declaran las personas con derecho al mínimo por descendiente. Este beneficio fiscal permite una reducción en la base imponible del impuesto a aquellas personas que tienen hijos o dependientes a su cargo.

Requisitos para aplicar el mínimo por descendiente

Para poder beneficiarse de la Casilla 618, es necesario cumplir una serie de requisitos establecidos por la ley. Estos son los siguientes:

La primera condición para poder aplicar el mínimo por descendiente es tener hijos o personas dependientes a cargo. Esto incluye tanto a los hijos biológicos como a los adoptados, siempre y cuando se cumpla con los requisitos legales para la adopción. También pueden incluirse a cónyuges, ascendientes y descendientes en línea directa que cumplan con los requisitos.

Además de tener hijos o dependientes a cargo, es necesario que estos cumplan con unos requisitos específicos. En el caso de los hijos, deben ser menores de 18 años o mayores de dicha edad con discapacidad igual o superior al 33%. En el caso de los dependientes, deben tener una discapacidad igual o superior al 33% y ser económicamente dependientes del declarante.

3. Que los hijos o dependientes no estén obligados a presentar declaración del IRPF

Otro requisito para poder aplicar el mínimo por descendiente es que los hijos o dependientes no estén obligados a presentar declaración del IRPF por sus propios ingresos. En caso de que presenten declaración, deben hacerlo por separado y no pueden ser incluidos en la de sus progenitores o ascendientes.

Por último, el declarante debe cumplir con ciertos requisitos para poder aplicar el mínimo por descendiente. Entre ellos, se encuentra tener residencia en España durante más de 183 días al año, ser mayor de edad y tener la titularidad del hijo o dependiente durante al menos 6 meses del año.

Beneficios fiscales de la Casilla 618

La principal ventaja de la Casilla 618 es que permite una reducción en la base imponible del IRPF, lo que se traduce en un menor importe a pagar en la declaración. Sin embargo, esta no es la única ventaja que ofrece este beneficio fiscal. A continuación, se detallan otras ventajas de aplicar el mínimo por descendiente en la Casilla 618.

Además de reducir la base imponible, la Casilla 618 también permite una reducción en la cuota íntegra del impuesto. Este cálculo se realiza aplicando una escala que va desde el 11% para el primer hijo hasta el 75% para el cuarto y sucesivos hijos o descendientes a cargo.

Otra ventaja fiscal es que la Casilla 618 permite una compensación por gastos educativos y de cuidado de los hijos o dependientes. Esto incluye gastos como matrículas escolares, material educativo, libros, actividades extraescolares, entre otros.

Cabe destacar que en algunas comunidades autónomas, existe la posibilidad de aplicar deducciones adicionales por hijos o descendientes a cargo. Esto dependerá de la normativa vigente en cada región y puede suponer un mayor ahorro fiscal para los contribuyentes.

Pasos para aplicar el mínimo por descendiente en la Casilla 618

Si cumples con los requisitos para aplicar el mínimo por descendiente, debes seguir los siguientes pasos para incluirlo en tu declaración del IRPF:

Antes de realizar la declaración, es importante comprobar que los datos fiscales son correctos y que se incluyen todos los hijos o dependientes a cargo.

Una vez comprobados los datos, se debe rellenar la Casilla 618 indicando el número de hijos o descendientes a cargo.

La propia declaración realizará el cálculo de la reducción en la base imponible y en la cuota íntegra del impuesto.

En caso de que existan deducciones adicionales por hijos o descendientes en tu comunidad autónoma, deberán ser incluidas en la declaración en el apartado correspondiente.

Conclusión

En resumen, la Casilla 618 es una sección del IRPF destinada a aplicar el mínimo por descendiente y que permite una reducción en la base imponible y en la cuota íntegra del impuesto. Para poder beneficiarse de ella, es necesario cumplir con una serie de requisitos establecidos por la ley. Si tienes hijos o dependientes a cargo, te recomendamos que compruebes si cumples con los requisitos y que incluyas esta deducción en tu declaración del IRPF para ahorrar en tu factura fiscal.


Somos el punto de encuentro para expertos en IRPF. ¿Consultas? Nuestro equipo te proporcionará todo el apoyo necesario para tu declaración.

Publicaciones Similares