Casilla 593: Atribución de retenciones de capital inmobiliario

¿Qué es la Casilla 593 en la declaración de la renta?

La casilla 593 es una de las muchas casillas que se encuentran en la declaración de la renta en España, específicamente en la sección de rendimientos del capital inmobiliario. Esta casilla hace referencia a la atribución de retenciones de capital inmobiliario, es decir, a los impuestos que se retienen en concepto de alquileres, intereses de préstamos y otros rendimientos relacionados con bienes inmuebles.

Para ello, se debe presentar una solicitud de rectificación de autoliquidación de la declaración de la renta, indicando las retenciones que se han pagado de más y adjuntando la documentación que lo demuestre. Una vez recibida la solicitud, Hacienda realizará una comprobación de los datos y, en caso de ser correctos, procederá a la devolución del importe correspondiente.

Consejos para completar correctamente la casilla 593

Para asegurarse de que se está completando correctamente la casilla 593 en la declaración de la renta, es fundamental tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Revisar los documentos relacionados con los rendimientos del capital inmobiliario del año anterior, como pueden ser las declaraciones trimestrales de IVA o los recibos de alquiler.
  • Comprobar que las retenciones aplicadas en las facturas son las correspondientes al tipo impositivo que se aplica en cada caso.
  • Guardar correctamente la documentación que justifique cualquier retención aplicada, ya que puede ser necesaria en caso de solicitar una devolución.
  • En caso de haber realizado retenciones de capital inmobiliario superiores a las establecidas por ley, no dudar en solicitar la devolución correspondiente.

En definitiva, la casilla 593 de la declaración de la renta es fundamental para reflejar en nuestra declaración todos los pagos a cuenta y retenciones relacionados con los rendimientos del capital inmobiliario. Por ello, es importante prestar atención a esta casilla y estar al tanto de los cambios normativos que puedan afectar al cálculo de las retenciones.

En el caso de los rendimientos del capital mobiliario derivados de bienes inmuebles, como pueden ser los intereses generados por un préstamo hipotecario, la retención aplicada es del 19% o del 21%, dependiendo del tipo de interés que se haya pactado con la entidad financiera. Estas retenciones también se deben incluir en la casilla 593 de la declaración de la renta.

¿Qué ocurre si se han realizado retenciones de capital inmobiliario superiores a las establecidas por ley?

En algunos casos, puede ocurrir que las retenciones de capital inmobiliario aplicadas a lo largo del año superen el porcentaje establecido por ley. Por ejemplo, si se han realizado retenciones del 21% en lugar del 19% correspondiente a los rendimientos del capital inmobiliario propiamente dichos. En estos casos, es importante saber que se puede solicitar a Hacienda la devolución de la cantidad pagada en exceso, siempre y cuando se pueda justificar con documentación.

Para ello, se debe presentar una solicitud de rectificación de autoliquidación de la declaración de la renta, indicando las retenciones que se han pagado de más y adjuntando la documentación que lo demuestre. Una vez recibida la solicitud, Hacienda realizará una comprobación de los datos y, en caso de ser correctos, procederá a la devolución del importe correspondiente.

Consejos para completar correctamente la casilla 593

Para asegurarse de que se está completando correctamente la casilla 593 en la declaración de la renta, es fundamental tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Revisar los documentos relacionados con los rendimientos del capital inmobiliario del año anterior, como pueden ser las declaraciones trimestrales de IVA o los recibos de alquiler.
  • Comprobar que las retenciones aplicadas en las facturas son las correspondientes al tipo impositivo que se aplica en cada caso.
  • Guardar correctamente la documentación que justifique cualquier retención aplicada, ya que puede ser necesaria en caso de solicitar una devolución.
  • En caso de haber realizado retenciones de capital inmobiliario superiores a las establecidas por ley, no dudar en solicitar la devolución correspondiente.

En definitiva, la casilla 593 de la declaración de la renta es fundamental para reflejar en nuestra declaración todos los pagos a cuenta y retenciones relacionados con los rendimientos del capital inmobiliario. Por ello, es importante prestar atención a esta casilla y estar al tanto de los cambios normativos que puedan afectar al cálculo de las retenciones.

En el caso de los rendimientos del capital inmobiliario propiamente dichos, es decir, los ingresos obtenidos por el alquiler de un bien inmueble, se aplica una retención del 19% sobre el total obtenido. Esta retención se realiza por parte del arrendatario o del intermediario que gestione el alquiler, y se debe declarar en la casilla 593 de la declaración de la renta.

En el caso de los rendimientos del capital mobiliario derivados de bienes inmuebles, como pueden ser los intereses generados por un préstamo hipotecario, la retención aplicada es del 19% o del 21%, dependiendo del tipo de interés que se haya pactado con la entidad financiera. Estas retenciones también se deben incluir en la casilla 593 de la declaración de la renta.

¿Qué ocurre si se han realizado retenciones de capital inmobiliario superiores a las establecidas por ley?

En algunos casos, puede ocurrir que las retenciones de capital inmobiliario aplicadas a lo largo del año superen el porcentaje establecido por ley. Por ejemplo, si se han realizado retenciones del 21% en lugar del 19% correspondiente a los rendimientos del capital inmobiliario propiamente dichos. En estos casos, es importante saber que se puede solicitar a Hacienda la devolución de la cantidad pagada en exceso, siempre y cuando se pueda justificar con documentación.

Para ello, se debe presentar una solicitud de rectificación de autoliquidación de la declaración de la renta, indicando las retenciones que se han pagado de más y adjuntando la documentación que lo demuestre. Una vez recibida la solicitud, Hacienda realizará una comprobación de los datos y, en caso de ser correctos, procederá a la devolución del importe correspondiente.

Consejos para completar correctamente la casilla 593

Para asegurarse de que se está completando correctamente la casilla 593 en la declaración de la renta, es fundamental tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Revisar los documentos relacionados con los rendimientos del capital inmobiliario del año anterior, como pueden ser las declaraciones trimestrales de IVA o los recibos de alquiler.
  • Comprobar que las retenciones aplicadas en las facturas son las correspondientes al tipo impositivo que se aplica en cada caso.
  • Guardar correctamente la documentación que justifique cualquier retención aplicada, ya que puede ser necesaria en caso de solicitar una devolución.
  • En caso de haber realizado retenciones de capital inmobiliario superiores a las establecidas por ley, no dudar en solicitar la devolución correspondiente.

En definitiva, la casilla 593 de la declaración de la renta es fundamental para reflejar en nuestra declaración todos los pagos a cuenta y retenciones relacionados con los rendimientos del capital inmobiliario. Por ello, es importante prestar atención a esta casilla y estar al tanto de los cambios normativos que puedan afectar al cálculo de las retenciones.

La importancia de esta casilla radica en que la declaración de la renta es el momento en el que se liquida el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), y es fundamental tener en cuenta todas las retenciones y pagos a cuenta que se hayan realizado durante el año fiscal correspondiente. Por ello, es necesario entender cómo funciona la casilla 593 y cómo afecta a nuestra declaración de la renta.

¿Cómo se calculan las retenciones de capital inmobiliario?

Para entender correctamente la casilla 593, es importante saber cómo se calculan las retenciones de capital inmobiliario. En primer lugar, se deben distinguir dos tipos de rendimientos del capital inmobiliario: los rendimientos del capital inmobiliario propiamente dichos, y los rendimientos del capital mobiliario derivados de bienes inmuebles, como pueden ser intereses de préstamos hipotecarios.

En el caso de los rendimientos del capital inmobiliario propiamente dichos, es decir, los ingresos obtenidos por el alquiler de un bien inmueble, se aplica una retención del 19% sobre el total obtenido. Esta retención se realiza por parte del arrendatario o del intermediario que gestione el alquiler, y se debe declarar en la casilla 593 de la declaración de la renta.

En el caso de los rendimientos del capital mobiliario derivados de bienes inmuebles, como pueden ser los intereses generados por un préstamo hipotecario, la retención aplicada es del 19% o del 21%, dependiendo del tipo de interés que se haya pactado con la entidad financiera. Estas retenciones también se deben incluir en la casilla 593 de la declaración de la renta.

¿Qué ocurre si se han realizado retenciones de capital inmobiliario superiores a las establecidas por ley?

En algunos casos, puede ocurrir que las retenciones de capital inmobiliario aplicadas a lo largo del año superen el porcentaje establecido por ley. Por ejemplo, si se han realizado retenciones del 21% en lugar del 19% correspondiente a los rendimientos del capital inmobiliario propiamente dichos. En estos casos, es importante saber que se puede solicitar a Hacienda la devolución de la cantidad pagada en exceso, siempre y cuando se pueda justificar con documentación.

Para ello, se debe presentar una solicitud de rectificación de autoliquidación de la declaración de la renta, indicando las retenciones que se han pagado de más y adjuntando la documentación que lo demuestre. Una vez recibida la solicitud, Hacienda realizará una comprobación de los datos y, en caso de ser correctos, procederá a la devolución del importe correspondiente.

Consejos para completar correctamente la casilla 593

Para asegurarse de que se está completando correctamente la casilla 593 en la declaración de la renta, es fundamental tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Revisar los documentos relacionados con los rendimientos del capital inmobiliario del año anterior, como pueden ser las declaraciones trimestrales de IVA o los recibos de alquiler.
  • Comprobar que las retenciones aplicadas en las facturas son las correspondientes al tipo impositivo que se aplica en cada caso.
  • Guardar correctamente la documentación que justifique cualquier retención aplicada, ya que puede ser necesaria en caso de solicitar una devolución.
  • En caso de haber realizado retenciones de capital inmobiliario superiores a las establecidas por ley, no dudar en solicitar la devolución correspondiente.

En definitiva, la casilla 593 de la declaración de la renta es fundamental para reflejar en nuestra declaración todos los pagos a cuenta y retenciones relacionados con los rendimientos del capital inmobiliario. Por ello, es importante prestar atención a esta casilla y estar al tanto de los cambios normativos que puedan afectar al cálculo de las retenciones.


Si buscas la autoridad en temas de IRPF, has llegado al lugar indicado. ¿Alguna pregunta? Estamos aquí para asistirte en la preparación de tu declaración."

Publicaciones Similares