Casilla 146: Amortización del inmueble accesorio y sus mejoras

Introducción

La casilla 146 en la declaración de impuestos es una de las secciones más importantes para quienes son propietarios de un inmueble accesorio. En esta sección se debe declarar la amortización del inmueble, así como también las mejoras realizadas en el mismo. Esto es de gran relevancia ya que afecta directamente al monto de impuestos a pagar y a la justificación de los gastos realizados en la propiedad. A continuación, te explicaremos más a detalle sobre este tema y cómo afecta a tu situación fiscal.

¿Qué es la amortización de un inmueble accesorio?

La amortización de un inmueble accesorio se refiere a la deducción de los gastos realizados en la propiedad durante un período de tiempo determinado. Esto incluye los gastos por compra, construcción, mejoras y reparaciones del inmueble. Estos gastos pueden ser deducidos gradualmente a lo largo de la vida útil del inmueble accesorio. Esto se hace con el fin de reflejar de manera más precisa el valor de la propiedad en la declaración de impuestos.

Es importante destacar que la amortización sólo se aplica a propiedades que se utilizan con fines de negocio o inversión, no a propiedades de uso personal.

¿Qué se considera como una mejora en el inmueble accesorio?

Las mejoras en un inmueble accesorio se refieren a cualquier modificación, adición o reparación que aumente el valor de la propiedad y extienda su vida útil. Esto puede incluir desde pequeñas reparaciones hasta grandes remodelaciones. Algunos ejemplos comunes de mejoras en un inmueble accesorio son la instalación de sistemas de seguridad, la renovación de la cocina o baño y la construcción de una terraza o piscina.

¿Cómo se debe declarar la amortización y las mejoras en la casilla 146?

Para declarar la amortización y las mejoras en la casilla 146, se debe utilizar el Formulario 4562 (Depreciation and Amortization). En este formulario se detallan los gastos realizados en el inmueble accesorio, incluyendo las mejoras y la amortización de la propiedad en sí. Luego, estos gastos se transfieren a la casilla 146 de la declaración de impuestos.

Otra consideración importante al momento de declarar la amortización y las mejoras en la casilla 146 es la recaptura de la depreciación. Esto ocurre cuando se vende o se dispone de la propiedad antes de que haya alcanzado su vida útil estimada. En este caso, la cantidad deducida anteriormente debe ser devuelta al IRS en forma de impuestos.

Conclusión

En resumen, la casilla 146 en la declaración de impuestos es una sección relevante para propietarios de inmuebles accesorios, ya que permite deducir los gastos realizados en la propiedad y sus mejoras. Es importante tener registros precisos y utilizar el formulario 4562 para realizar la declaración correctamente. Además, es necesario estar al tanto de la recaptura de la depreciación en caso de vender o disponer de la propiedad antes de tiempo. Recuerda que la asesoría de un contador público puede ser de gran ayuda en este proceso para asegurarte de hacer una declaración adecuada y evitar posibles problemas con el IRS.


Somos el punto de encuentro para expertos en IRPF. ¿Consultas? Nuestro equipo te proporcionará todo el apoyo necesario para tu declaración.

Publicaciones Similares