Casilla 118: Tipo de adquisición: Onerosa

La casilla 118 y su importancia en la declaración de la renta

La casilla 118 es una de las más importantes en la declaración de la renta, ya que en ella se debe indicar el tipo de adquisición que se ha realizado en el año fiscal. Este dato es fundamental para determinar la tributación correspondiente y evitar posibles problemas con Hacienda. A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la casilla 118 y su relación con la adquisición onerosa.

¿Qué significa adquisición onerosa?

Antes de entrar en detalles sobre la casilla 118, es importante definir qué se entiende por adquisición onerosa. En términos generales, se trata de cualquier compra o transacción en la que se intercambian bienes, servicios o dinero a cambio de un valor económico determinado. En este sentido, se diferencia de la adquisición gratuita, en la que no hay un intercambio de dinero o bienes y, por lo tanto, no genera ningún gasto ni ingreso.

Dentro de las adquisiciones onerosas, podemos encontrar diferentes tipos, como la adquisición de bienes inmuebles, adquisición de acciones o participaciones en empresas, adquisición de vehículos, entre otros. En la mayoría de los casos, estas compras o adquisiciones generan impuestos que deben ser declarados en la renta y es aquí donde entra en juego la casilla 118.

¿Qué debe incluirse en la casilla 118?

En la casilla 118 se debe incluir el importe total de las adquisiciones onerosas realizadas en el ejercicio fiscal correspondiente. Es decir, todos los gastos que hayan sido realizados en concepto de compras o transacciones que generen tributación, como la compra de un inmueble, la adquisición de acciones, entre otros.

Es importante tener en cuenta que en la casilla 118 solo deben incluirse las adquisiciones que generen gastos, no se deben incluir los ingresos obtenidos por la venta de bienes o servicios, ya que estos se declaran en otras casillas correspondientes.

¿Cómo afecta la casilla 118 a mi declaración?

La información que se incluye en la casilla 118 tiene un impacto directo en la tributación que se debe realizar en la declaración de la renta. En primer lugar, determina si se ha obtenido un incremento o una disminución de patrimonio durante el periodo fiscal, lo que puede afectar al tipo impositivo que se debe aplicar en la declaración.

Además, la información de la casilla 118 también se utiliza para calcular el rendimiento del capital inmobiliario, en caso de que se haya realizado alguna adquisición de bienes inmuebles que generen alquiler. También puede ser relevante en el cálculo del rendimiento de actividades económicas, en caso de que se haya iniciado algún negocio o actividad en el periodo fiscal.

¿Qué pasa si no se incluye la información en la casilla 118?

La casilla 118 es de suma importancia en la declaración de la renta y su omisión o incorrecta cumplimentación puede generar problemas con la Agencia Tributaria. Si no se incluye la información correspondiente, Hacienda podría realizar una comprobación de la declaración e imponer sanciones económicas por no declarar correctamente el tipo de adquisición realizado.

En resumen, la casilla 118 es fundamental en la declaración de la renta, ya que permite a la Agencia Tributaria conocer los gastos generados por las adquisiciones onerosas realizadas en el periodo fiscal y determinar la tributación correspondiente. Por lo tanto, es importante prestar especial atención al momento de cumplimentarla y asegurarse de incluir toda la información necesaria.

Tipos de adquisición onerosa más comunes

Como se ha mencionado anteriormente, existen diferentes tipos de adquisiciones onerosas y, por lo tanto, diferentes gastos que deben ser declarados en la casilla 118. A continuación, te hablamos de los más comunes y cómo afectan a tu declaración de la renta.

Adquisición de bienes inmuebles

La compra de un bien inmueble, ya sea como inversión o para uso personal, es una de las adquisiciones onerosas más frecuentes. En este caso, el comprador debe declarar en la casilla 118 el importe total que ha pagado por el inmueble, incluyendo los gastos de notaría, registro y otros trámites relacionados con la compra.

En este caso, el impacto en la declaración de la renta dependerá del tipo de bien adquirido. Si se trata de una vivienda habitual, se puede deducir una parte de los gastos en concepto de vivienda habitual, como los intereses de la hipoteca o el IBI. Si se trata de una segunda vivienda o un bien destinado al alquiler, el impacto en la declaración será diferente.

Adquisición de acciones o participaciones en empresas

La compra de acciones o participaciones en empresas también debe ser declarada en la casilla 118. En este caso, es importante tener en cuenta que, además del importe pagado por las acciones, también se deben declarar los dividendos o beneficios obtenidos por la participación en la empresa, que deben ser incluidos en otras casillas correspondientes.

En la declaración de la renta, este tipo de adquisición puede generar beneficios o pérdidas, dependiendo de la evolución del valor de las acciones en el mercado durante el periodo fiscal.

Adquisición de vehículos

Otra adquisición onerosa que debe ser declarada en la casilla 118 es la compra de vehículos, ya sea un coche o una moto. En este caso, se debe indicar el importe total del vehículo, incluyendo los gastos de matriculación, impuestos y otros gastos relacionados con la adquisición.

Es importante tener en cuenta que, además de la casilla 118, en la declaración de la renta también se deben incluir los gastos asociados al mantenimiento y uso del vehículo, como el seguro, el Impuesto de Circulación o los gastos de combustible, si se utilizó el vehículo para fines laborales.

Cómo evitar problemas con la casilla 118

Para evitar posibles problemas con Hacienda, es importante prestar especial atención a la hora de cumplimentar la casilla 118 en la declaración de la renta. Para ello, te recomendamos seguir estos consejos:

  • Revisa cuidadosamente todos los datos relacionados con adquisiciones onerosas que hayas realizado durante el periodo fiscal. Asegúrate de incluir todos los gastos correspondientes en la casilla 118.
  • Consulta con un asesor fiscal si tienes dudas sobre qué tipo de adquisiciones deben ser incluidas en la casilla 118 y en qué otras casillas se debe declarar información relacionada.
  • Guarda todos los documentos y comprobantes de las adquisiciones onerosas realizadas durante el año fiscal, ya que estos pueden ser requeridos en caso de una comprobación de la declaración por parte de Hacienda.
  • Si se han realizado adquisiciones onerosas en conjunto con otras personas (como en el caso de una compra compartida de un inmueble), es necesario incluir la información correspondiente de cada uno en la casilla 118 de su declaración individual.
  • No olvides incluir en la casilla 118 las adquisiciones realizadas fuera de España, ya que también pueden generar impuestos en la declaración de la renta.

En definitiva, la casilla 118 es una de las más relevantes en la declaración de la renta y su cumplimentación adecuada y completa puede evitar problemas con Hacienda y garantizar la correcta tributación correspondiente a las adquisiciones onerosas realizadas en el periodo fiscal. Recuerda que es importante estar al día con las obligaciones fiscales y cumplir con la normativa vigente para evitar sanciones y despreocupaciones futuras.

Conclusiones

En resumen, la casilla 118 juega un papel fundamental en la declaración de la renta y debe ser cumplimentada correctamente para evitar problemas con Hacienda. Esta casilla nos permite declarar el importe total de las adquisiciones onerosas realizadas en el periodo fiscal y su omisión o incorrecta declaración puede generar sanciones económicas.

Es importante conocer cuáles son los diferentes tipos de adquisiciones onerosas más comunes, como la compra de bienes inmuebles, acciones o vehículos, y asegurarse de incluir toda la información correspondiente en la casilla 118. De igual forma, es recomendable consultar con un asesor fiscal en caso de dudas y guardar todos los comprobantes de las adquisiciones realizadas para poder justificar en caso de una comprobación por parte de Hacienda.

En definitiva, la casilla 118 juega un papel fundamental en la tributación correspondiente a las adquisiciones onerosas y es importante prestar especial atención en su cumplimentación para evitar inconvenientes y cumplir con nuestras obligaciones fiscales.


Somos el punto de encuentro para expertos en IRPF. ¿Consultas? Nuestro equipo te proporcionará todo el apoyo necesario para tu declaración.

Publicaciones Similares