Provisiones fiscalmente no deducibles

La Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), nos  explica las Provisiones fiscalmente  no deducibles , a fin y efecto de mejorar la presentación de nuestra la Declaración de la Renta 2011.

Provisiones fiscalmente no deducibles :

a) Los derivados de obligaciones implícitas o tácitas.
b) Los relativos a retribuciones a largo plazo al personal. No obstante, sí constituyen gastos
deducibles las contribuciones de los promotores de planes de pensiones regulados en el texto
refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2002, de 29 de noviembre, así como las realizadas a planes de previsión
social empresarial.
c) Los concernientes a los costes de cumplimiento de contratos que excedan a los beneficios
económicos que se esperan recibir de los mismos.
d) Los derivados de reestructuraciones, excepto si se refieren a obligaciones legales o contractuales y no meramente tácitas.
e) Los relativos al riesgo de devoluciones de ventas.
f) Los de personal que se correspondan con pagos basados en instrumentos de patrimonio,
utilizados como fórmula de retribución a los empleados, tanto si se satisface en efectivo o
mediante la entrega de dichos instrumentos.

Enlace| Provisiones fiscalmente no deducibles

Provisiones fiscalmente deducibles en modalidad normal

La Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), nos  explica las Provisiones fiscalmente deducibles en modalidad normal , a fin y efecto de mejorar la presentación de nuestra la Declaración de la Renta 2011.

Provisiones fiscalmente deducibles en modalidad normal :

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 13 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, serán
deducibles por este concepto los siguientes gastos:
a) Los correspondientes a actuaciones medioambientales cuando se correspondan a un plan
formulado por el contribuyente y aceptado por la Administración tributaria.
b) Los gastos inherentes a los riesgos derivados de las garantías de reparación y revisión serán
deducibles hasta el importe necesario para determinar un saldo de la provisión no superior al
resultado de aplicar a las ventas con garantías vivas a la conclusión del período impositivo el
porcentaje determinado por la proporción en que se hubieran hallado los gastos realizados
para hacer frente a las garantías habidas en el período impositivo y en los dos anteriores en
relación a las ventas con garantías realizadas en dichos períodos impositivos.
Esta misma regla se aplicará a las dotaciones para la cobertura de gastos accesorios por devoluciones de ventas.
Las entidades de nueva creación también podrán deducir las dotaciones comentadas en la letra
b) anterior, mediante la fijación del porcentaje allí referido, respecto de los gastos y ventas
realizados en los períodos impositivos que hubieran transcurridos

Enlace| Provisiones fiscalmente deducibles en modalidad normal

Otros gastos fiscalmente deducibles (excepto provisiones)

La Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), nos  explica los Otros gastos fiscalmente deducibles (excepto provisiones) , a fin y efecto de mejorar la presentación de nuestra la Declaración de la Renta 2011.

Otros gastos fiscalmente deducibles (excepto provisiones) :

Podrán deducirse dentro de este concepto los demás gastos que, teniendo el carácter de fiscalmente deducibles, no figuren expresamente recogidos en las anteriores rúbricas. A título de ejemplo, pueden citarse, entre otros, los siguientes, siempre que exista una adecuada correlación con los ingresos de la actividad.
a) Adquisición de libros, suscripción a revistas profesionales y adquisición de instrumentos
no amortizables, siempre que tengan relación directa con la actividad.
b) Gastos de asistencia a cursos, conferencias, congresos, etc., relacionados con la actividad.
c) Cuotas satisfechas por el empresario o profesional a corporaciones, cámaras y asociaciones
empresariales legalmente constituidas.
d) Primas de seguro de enfermedad satisfechas por el contribuyente en la parte correspondiente
a su propia cobertura y a la de su cónyuge e hijos menores de veinticinco años que convivan
con él. El límite máximo de deducción será de 500 euros por cada una de las personas señaladas
anteriormente (Art. 30.2.5ª Ley IRPF).

Enlace| Otros gastos fiscalmente deducibles (excepto provisiones)