Devengo y período impositivo

La Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), nos explica el Devengo y período impositivo,con  el objeto de mejorar la presentación de la Declaración de la Renta del ejercicio 2011.

Devengo y período impositivo :

Con carácter general, el período impositivo es el año natural, devengándose el IRPF el día 31 de diciembre de cada año.
Por consiguiente, la declaración del IRPF del ejercicio 2011 habrá de comprender la totalidad de los hechos y circunstancias con trascendencia fiscal a efectos de dicho impuesto que resulten imputables a dicho año natural.
El período impositivo es inferior al año natural exclusivamente cuando se produzca el fallecimiento del contribuyente en un día distinto al 31 de diciembre, finalizando entonces el período impositivo y devengándose en ese momento el impuesto.
Ningún otro supuesto diferente al fallecimiento del contribuyente (matrimonio, divorcio, separación matrimonial, etc.) dará lugar a períodos impositivos inferiores al año natural. Por tanto, para un mismo contribuyente no puede haber más de un período impositivo dentro de un mismo año natural.
Únicamente en las declaraciones que correspondan a períodos impositivos inferiores al año natural, deberá cumplimentarse el apartado «DEVENGO», situado en la página 2 de los impresos de declaración.

Enlace | Devengo y período impositivo

Período impositivo y devengo en el Impuesto sobre la Renta de los No Residentes

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos explicael  Período impositivo y devengo en el Impuesto sobre la Renta de los No Residentes, a fin y efecto de ayudar en la elaboración del impuesto y su presentación.

 

Período impositivo y devengo en el Impuesto sobre la Renta de los No Residentes :

1. El período impositivo coincidirá con el ejercicio económico declarado por el establecimiento permanente, sin que pueda exceder de 12 meses.

Cuando no se hubiese declarado otro distinto, el período impositivo se entenderá referido al año natural.

La comunicación del período impositivo deberá formularse en el momento en que deba presentarse la primera declaración por este impuesto, entendiéndose subsistente para períodos posteriores en tanto no se modifique expresamente.

2. Se entenderá concluido el período impositivo cuando el establecimiento permanente cese en su actividad o, de otro modo, se realice la desafectación de la inversión en su día efectuada respecto del establecimiento permanente, así como en los supuestos en que se produzca la transmisión del establecimiento permanente a otra persona física o entidad, aquéllos en que la casa central traslade su residencia, y cuando fallezca su titular.

3. El impuesto se devengará el último día del período impositivo.

Enlace | Período impositivo y devengo en el Impuesto sobre la Renta de los No Residentes

Imputación Temporal

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos explica en que consiste la Imputación Temporal para efectuar la Declaración de la Renta del ejercicio 2010.

Imputación Temporal :

Como Regla General los ingresos y gastos que determinan la renta a incluir en la base del impuesto se imputarán al período impositivo
que corresponda, de acuerdo con los siguientes criterios:
a) Los rendimientos del trabajo y del capital se imputarán
al período impositivo en que sean exigibles por su perceptor.
b) Los rendimientos de actividades económicas se imputarán conforme a lo dispuesto en la normativa reguladora del Impuesto sobre Sociedades, sin perjuicio de las especialidades que reglamentariamente puedan establecerse.

Enlace | Imputación Temporal