Números rojos en los mercados

Los Números rojos no abandonan los mercados y la preocupación por la situación de Irlanda y otros países que se acercan a ella porque los inversores no paran de efectuar desconfianzas sobre el momento actual.

Las Bolsas no se han quedado satisfechas con el rescate de Irlanda y la desconfianza campa a sus anchas en los mercados de renta variable y también en los de renta fija donde las primas de riesgo de los países periféricos están disparadas ante el temor al efecto contagio a otras economías como España y Portugal.

La rapidez con que se ha aplicado el rescate a la economía irlandesa, debería haber dado un respiro a los mercados financieros y en concreto a países como España y Portugal, pero el caso no ha sido así.

En España, el Tesoro Público ha colocado 3.255 millones de euros en letras a tres y seis meses, por debajo del máximo previsto. La rentabilidad ha subido desde la subasta anterior.

Los grandes bancos eran los más perjudicados a esta hora por la desconfianza de los mercados, que hacía que Santander y BBVA se dejaran el 1,77% y el 1,62%, respectivamente. A mucha distancia, Telefónica caía el 0,77%; Iberdrola, el 0,71% y Repsol YPF, el 0,57%. Todas las empresas del Ibex cotizan a la baja con Acciona y ACS a la cabeza, que retroceden el 1,77% y el 1,63% respectivamente.

Por el contrario, las empresas que mejor se comportan a esta hora eran Sos Corporación, con un repunte del 13,29%, y Reyal Urbis, que rozaba el 2%.

Podríamos concluir entonces con que losi nversores son muy exigentes con la situación financiera actual y no dan respiro y solo ejercen más presión a la olla que puede explotar en cualquier momento.

Nueva situación de tensión en el Ibex 35

La tensión se acumula en el mercado bursatil españól y se ve reflejada en los números rojos del IBex 35.

El principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35 vuelve a estar marcado por una jornada de números rojos, sobretodo por los valores de teléfonica  y muy afectado por los índices europeos sobre las dudas de la deuda pública y las crisis de Irlanda y Portugal , siendo la diferencia entre la deuda pública alemana y española 210 puntos básicos y esta marcando los valores máximos del año.

Esta situación confunde a los inversores porque nos ha contagiado, a diferencia de lo que vimos en septiembre, cuando la crisis de solvencia de los periféricos parecía estar centrada sólo en Grecia, Irlanda y Portugal. Este movimiento puede deberse a la propuesta franco-alemana lanzada la semana pasada sobre la necesidad de que los Estados miembros con fuertes déficits debieran reestructurar primero su deuda si quieren acceder al nuevo mecanismo de rescate. Aunque creemos que no se va a producir una reestructuración de la deuda europea, sin duda genera ventas de los inversores ya que pueden estar asumiendo la posibilidad de que no podrán cobrar todo lo que se les adeuda.