Casilla 86: Inmueble destinado en los mismos días, parte a disposición del contribuyente y parte a otros usos

Inmueble mixto con parte a disposición del contribuyente y parte para otros usos

El mundo de los bienes raíces es uno que está en constante evolución, y una de las categorías que ha ganado relevancia en los últimos años es la de los inmuebles mixtos. Estos se definen como aquellos que cuentan con distintas funciones dentro del mismo espacio, como por ejemplo una vivienda con un local comercial en la planta baja, o un edificio residencial con oficinas en algunas de sus plantas. Dentro de esta categoría encontramos a los inmuebles destinados en los mismos días, parte a disposición del contribuyente y parte a otros usos, los cuales tienen características específicas que los hacen destacar en el mercado.

Características de los inmuebles mixtos con parte a disposición del contribuyente y parte para otros usos

Los inmuebles mixtos que están clasificados como “parte a disposición del contribuyente y parte a otros usos” son aquellos que cuentan con dos o más unidades independientes dentro del mismo edificio, las cuales tienen una utilización diferente. Por un lado, una parte del inmueble es utilizada por el dueño o el propietario como vivienda, oficina o local comercial, mientras que la otra parte es alquilada a terceros o destinada a otros fines diferentes a la residencia.

Una de las principales características de este tipo de inmuebles es su versatilidad. Al tener distintas funcionalidades, su valor se incrementa y se les puede sacar un mayor provecho, tanto en términos económicos como en términos de comodidad para sus dueños. Por ejemplo, si una familia tiene una vivienda en un inmueble mixto, puede usar la otra unidad para instalar un pequeño negocio o emprendimiento que le genere ingresos adicionales. O si una empresa adquiere un edificio mixto, puede tener su oficina en una parte y alquilar el resto como espacios de trabajo compartidos o locales comerciales.

Otra ventaja de estos inmuebles es su diversificación de riesgos. Al contar con diversas unidades y usos, si una parte se encuentra desocupada o tiene algún problema, la otra parte puede seguir generando ingresos y sosteniendo la inversión. Además, gracias a la variedad de usos, estos inmuebles tienen mayor demanda en el mercado, lo que los hace más fácil de vender o alquilar.

Consideraciones fiscales y legales

Al ser un inmueble mixto, es importante tener en cuenta las implicaciones fiscales y legales que conlleva tener diferentes usos en una misma propiedad. En el caso de las viviendas, por ejemplo, se requerirá un contrato de alquiler si se decide arrendar una parte de la propiedad a un tercero. Además, también se deberán declarar los ingresos y gastos correspondientes en la declaración de impuestos. En el caso de los locales comerciales, se deberán cumplir con las regulaciones y permisos correspondientes para su funcionamiento.

Además, es importante mencionar que en algunos países, como en España, los inmuebles mixtos con parte a disposición del contribuyente y parte a otros usos también tienen una repercusión en el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI). En estos casos, se puede aplicar una bonificación en la parte destinada a vivienda, mientras que la parte destinada a otros usos puede estar sujeta a una tarifa diferente.

Oportunidades de inversión en inmuebles mixtos

Los inmuebles mixtos con parte a disposición del contribuyente y parte a otros usos son una opción muy atractiva para aquellos inversionistas que buscan diversificar su portafolio y obtener rendimientos a largo plazo. Gracias a su mayor versatilidad, estos inmuebles pueden tener una mayor rentabilidad y una menor tasa de vacantes, lo que reduce el riesgo de la inversión.

También representan una oportunidad interesante para aquellos que buscan viviendas con una posible fuente de ingresos adicional, como por ejemplo un departamento con un local comercial en la planta baja que pueda ser alquilado a un emprendedor o un pequeño comercio. De esta forma, se puede obtener una parte de los gastos de la vivienda cubiertos por el alquiler del local.

En definitiva, los inmuebles mixtos con parte a disposición del contribuyente y parte a otros usos son una categoría que está en auge en el mercado inmobiliario, gracias a su versatilidad, diversificación de riesgos y oportunidades de inversión. Sin duda, una opción a considerar para aquellos que buscan sacar el máximo provecho a una propiedad y obtener un retorno a largo plazo.


Si buscas la autoridad en temas de IRPF, has llegado al lugar indicado. ¿Alguna pregunta? Estamos aquí para asistirte en la preparación de tu declaración."

Publicaciones Similares