Rebaja de los Módulos del IRPF a Determinadas Actividades Agrícolas

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos expone brevemente la Rebaja de los Módulos del IRPF a Determinadas Actividades Agrícolas.

Rebaja de los Módulos del IRPF a Determinadas Actividades Agrícolas

El reglamento del IRPF permite reducir los signos, índices o módulos con carácter excepcional cuando el desarrollo de estas actividades económicas fuese alterado por incendios, inundaciones, sequías y otras circunstancias que hayan afectado a un sector o zona determinada.

De esta forma, tras el informe del Ministerio de Agricultura, en el que se pone de manifiesto que durante 2015 se han producido tales circunstancias, Hacienda procede a la reducción de los índices de rendimiento neto aplicables en 2015.

En concreto, se reducen en las actividades de apicultura (de 0,26 a 0,18), frutos cítricos (de 0,26 a 0,22), cunicultura (de 0,13 a 0,07), productos del olivo (de 0,26 a 0,22), tomate (de 0,26 a 0,22), bovino de leche (de 0,20 a 0,16), ovino y caprino de leche (de 0,26 a 0,18); bovino, porcino, ovino y caprino de carne (de 0,13 a 0,09) y bovino y porcino de cría (de 0,26 a 0,18).

Por otro lado, como consecuencia del elevado impacto que ha tenido la sequía en el consumo de piensos durante el periodo impositivo de 2015, la orden fija una rebaja del índice corrector por piensos adquiridos a terceros, aplicable en método de estimación objetiva del IRPF (módulos)

Enlace | Rebaja de los Módulos del IRPF a Determinadas Actividades Agrícolas

Formas de pago en la Declaración de la Renta 2015

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos expone de forma breve las Formas de pago en la Declaración de la Renta 2015.

Formas de pago en la Declaración de la Renta 2015

En los supuestos en los que la declaración de la renta de 2015 sale a pagar, ya sea mediante la presentación de la declaración o mediante la confirmación del borrador correspondiente, el contribuyente podrá optar por realizar el ingreso en un solo pago o por fraccionar el importe en dos pagos sin intereses ni recargo alguno: un primer pago, del 60% del importe a ingresar, en el momento de la presentación de la declaración y un segundo pago, del 40% restante a pagar hasta el 7 de noviembre de 2016.

No son fraccionables los importes a ingresar de las declaraciones de la Renta presentadas fuera de plazo (después del 30 de junio), ni de las declaraciones complementarias.

Enlace | Formas de pago en la Declaración de la Renta 2015

Pedir Cita Previa

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos expone de forma breve Pedir Cita Previa.

Pedir Cita Previa

 A partir de este miércoles 4 de mayo arranca el periodo para pedir cita previa en la Agencia Tributaria para poder realizar la declaración de Renta 2015 de forma presencial en una oficina.

A pesar de los avances y novedades de Renta Web para aprobar el borrador por internet, todavía muchos contribuyentes prefieren recibir el asesoramiento personalizado en las oficinas de la Agencia Tributaria. Para estos ciudadanos este miércoles es un día clave porque ya podrán solicitar la cita previa y así realizar, en persona y sin esperas, su declaración.

Hay que recordar que se podrá solicitar cita previa desde el 4 de mayo hasta el 29 de junio.
¿Cómo se pide cita previa?

Hay varias vías: a través de la página web de la Agencia Tributaria o del servicio telefónico de cita previa para Renta, 901 22 33 44 ó 91 553 00 71 (de lunes a viernes de 9 a 19 horas).
¿Qué día comienza la declaración presencial?

Aunque el periodo para pedir cita se inicia el día 4 de mayo, hasta el 10 no se podrá asistir a una de las oficinas. El último día para acudir es el 30 de junio, justo cuando finaliza la campaña de la Renta 2015.
¿Quién puede pedir cita previa?

Los contribuyentes que pueden acceder a este servicio son los que tienen rentas del trabajo no superiores a 65.000 euros. También los que no cuentan con rentas del capital mobiliario superiores a 15.000 euros.

Además, no deben ejercer actividades económicas en régimen de estimación directa ni haber realizado más de dos transmisiones patrimoniales.

Para poder solicitar cita previa tampoco se debe tener más de un inmueble arrendado ni rentas derivadas de regímenes especiales, salvo imputaciones de rentas inmobiliarias.

Además, la Hacienda advierte de que no se confeccionarán declaraciones complementarias de años anteriores.
¿Qué datos debe aportar a su cita?

* El documento del DNI original del titular que acude a la cita y fotocopia del DNI de todos los que figuren en la declaración.

* Una autorización firmada por otros declarantes y su fotocopia del DNI (miembros de la unidad familiar o terceros), para realizar y/o presentar la declaración en su nombre.

* Número IBAN de cuenta bancaria.

* Referencias catastrales de todos los inmuebles de su propiedad o en los que viva de alquiler o en otras circunstancias.

* Otros documentos posibles:

Se deben llevar otros documentos, como el de rendimientos de trabajo: el certificado emitido por el pagador; documentación relativa al despido o cese (importe de la indemnización, fecha de acuerdo del despido o cese, de aprobación del expediente de regulación de empleo o de apertura del período de consultas a la autoridad laboral, en caso de despido colectivo); los rendimientos del capital inmobiliario; los rendimientos del capital mobiliario (certificados de empresas, entidades financieras y de seguros, contratos, recibos de gastos, etc.).

También se pueden incluir los documentos con rendimientos de actividades económicas en estimación objetiva (módulos) y, si es necesario, los relativos a la venta de vivienda habitual (fechas de adquisición y transmisión, importes reales, gastos y tributos de compra y venta, las declaraciones de los ejercicios en los que se practicaron deducciones por la vivienda transmitida, los datos de préstamos hipotecarios y el capital pendiente de amortizar a fecha de venta).

En el caso de la acciones, inmuebles u otros bienes, fondos de inversión, premios, debe conocerse la fecha de adquisición y transmisión, los importes reales, gastos y tributos de compra y venta, el certificados de fondos de inversión o los justificantes de premios…

También deben incorporarse, si se han recibido, las subvenciones percibidas y justificante de las mismas.

Por último, hay que incluir los documentos justificativos de las deducciones, por adquisición de vivienda habitual con ampliación del préstamo (saldos pendientes de amortizar del préstamo original), por alquiler de vivienda (NIF del arrendador y cantidades pagadas por el alquiler) o por donativos (los justificantes, etc.).
Enlace | Pedir Cita Previa

Separación de Socios o Disolución de Sociedades

La Agencia Tributaria Española (AEAT), nos expone brevemente la Separación de Socios o disolución de sociedades.

Separación de Socios o disolución de sociedades

En los supuestos en que, por aplicación de la normativa mercantil, se produzca la separación de los socios, así como los supuestos de disolución de sociedades, se considerará ganancia o pérdida patrimonial, con independencia de las correspondientes a la sociedad, la diferencia entre:el Valor de la cuota de liquidación social o el valor de mercado de los bienes recibidos, y el Valor de adquisición del título o participación de capital que corresponda.
Participaciones societarias adquiridas antes del 31 de diciembre de 1994 En este supuesto, si se obtiene una ganancia patrimonial, deberá distinguirse la parte de la ganancia patrimonial que se haya generado con anterioridad a 20 de enero de 2006 (única sobre la
que resultan aplicables los coeficientes reductores o de abatimiento) de la generada con posterioridad a dicha fecha sobre la que no resultan aplicables los coeficientes reductores o de abatimiento.La determinación de la ganancia patrimonial generada con anterioridad
a 20 de enero de 2006 y la aplicación,en su caso,de los coeficientes reductores se efectuará de acuerdo con las reglas de distribución comentadas en las páginas 374 y ss. de este mismo Capítulo.

Enlace | Separación de Socios o disolución de sociedades

Deducciones al alquiler en la Renta 2015

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos expone brevemente las Deducciones al alquiler en la Renta 2015.

Deducciones al alquiler en la Renta 2015

Los ingresos por arrendar una vivienda tributan como capital inmobiliario, restando los gastos deducibles, y en algunos casos se aplican reducciones. Sólo en el caso de que el arrendamiento se realice como actividad económica, estos ingresos se consideran actividades económicas y tributan como tales.

Según la Ley del IRPF, el arrendamiento se realiza como actividad económica cuando en el desarrollo de la actividad exista, al menos, una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa. En 2015 desaparece el requisito de contar, al menos, con un local exclusivamente destinado a la gestión de los inmuebles arrendados que se exigía para que el arrendamiento de bienes inmuebles se considerarse como actividad económica.

En el supuesto de subarrendamientos, las cantidades percibidas por el subarrendador no se considerarán rendimientos del capital inmobiliario, sino del capital mobiliario. Sin embargo, si el propietario participa en el precio del subarriendo, sí tiene la consideración de rendimientos del capital inmobiliario sin derecho a reducción, señala la Agencia Tributaria.

Son ingresos íntegros el arrendamiento de bienes inmuebles o constitución, así como su cesión de derechos, facultades de uso o disfrute, subarriendo o traspaso, excluido el Impuesto sobre el Valor Añadido o, en su caso, el Impuesto General Indirecto Canario. El rendimiento neto total no podrá ser inferior a la renta del inmueble,

De estos ingresos se deducen todos los gastos necesarios para su obtención (cantidades destinadas al pago de seguros del hogar, reparaciones, impuestos o suministros a nombre del arrendador), así como las cantidades destinadas a la amortización (valor catastral, excluido el valor del suelo) y de los demás bienes cedidos, siempre que respondan a su depreciación efectiva.

No son deducibles como gastos los pagos por siniestros ocurridos en los bienes inmuebles que den lugar a disminuciones en el valor del patrimonio del contribuyente ni el importe de las mejoras efectuadas en los bienes inmuebles, sin perjuicio de la recuperación de su coste por una vía de amortizaciones.

Hay un límite máximo para la deducción de los intereses de los capitales ajenos, gastos de financiación y gastos de reparación y conservación, que no podrán ser superiores al importe del rendimiento íntegro de cada bien o derecho. No obstante, el exceso podrá compensarse en los cuatro años siguientes con el mismo límite para cada inmueble.

De la diferencia entre los ingresos íntegros y los gastos deducibles se obtiene el rendimiento neto, que puede resultar negativo.

En los alquileres destinados a vivienda habitual hay una reducción del 60% del rendimiento neto. Este año desaparece la reducción del 100% cuando el arrendatario tenía entre 18 y 30 años y unos rendimientos netos del trabajo o de actividades económicas en el período impositivo superiores al IPREM.

Una vez practicada la reducción que proceda, existe una reducción del 30% del rendimiento neto en los rendimientos netos cuyo período de generación sea superior a dos años, siempre que se imputen en un único periodo impositivo, así como en los rendimientos netos obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo cuando se imputen en un único período impositivo, señala el Manual de la Renta de la Agencia Tributaria. Las reducciones no podrán superar el importe de 300.000 euros anuales.

En función de estas consideraciones generales, ¿qué situaciones se pueden dar en la imputación de rentas inmobiliarias? Estos son algunos ejemplos.

-Un particular tiene alquilado un apartamento en la playa por un importe de 700 euros al mes. Por dicho apartamento paga todos los meses 300 euros de préstamo hipotecario, ¿qué gastos puede deducir para el cálculo de la renta neta obtenida por el alquiler?

A los ingresos totales obtenidos por el alquiler, el propietario puede deducir todos aquellos gastos en los que incurra para la obtención del rendimiento, entre ellos, la parte de la cuota del préstamo que corresponda al pago de intereses, los gastos de conservación y reparación (pintura, sustitución de las instalaciones de calefacción, ascensores, puertas de seguridad…), las tasas y tributos abonados, como el IBI y la tasa de recogida de basuras, excepto el IVA cuando sea deducible) el importe de la amortización del inmueble y otros gastos incurridos como la prima de seguro de hogar, las cuotas de la comunidad de propietarios, etcétera.

Si el apartamento no hubiera estado alquilado durante todo el año, sino sólo durante los meses de verano, sólo serían deducibles los gastos que correspondieran al periodo durante el cual el inmueble hubiese estado alquilado. Por el periodo en el que el inmueble no estuviera arrendado,

el propietario no tributaría por rendimientos de capital inmobiliario, sino por imputación de rentas inmobiliarias, sin deducción alguna de gastos.

-Si el contribuyente dispone de un apartamento en la playa distinto de su vivienda habitual, apartamento que no quiere alquilar para poder disfrutar del mismo cuando desee, ¿cómo debe tributar por este inmueble en su declaración de la Renta?

El propietario debe tributar por el apartamento en concepto de imputación de rentas inmobiliarias, no como rendimiento de capital inmobiliario, al constituir un inmueble urbano no arrendado, no afecto a actividades económicas y no utilizado como vivienda habitual. La renta a imputar se determina en base al valor catastral del inmueble multiplicado por 2%, o por 1,1% en el caso de que el valor catastral haya sido revisado, sin que proceda la deducción de ningún tipo de gasto. La renta imputada se integrará en la base imponible general tributando al tipo marginal del impuesto.

Enlace | Deducciones al alquiler en la Renta 2015

Rendimientos del Trabajo

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos expone brevemente los Rendimientos del Trabajo.

Rendimientos del Trabajo

Son rendimientos del trabajo todas las contraprestaciones o utilidades dinerarias o en especie, que deriven, directa o indirectamente, del trabajo personal o de la relación laboral o estatutaria y no tengan el carácter de rendimientos de actividades económicas.

Cotizan como rendimientos del trabajo los sueldos y salarios, prestaciones por desempleo, gastos de representación, contribuciones o aportaciones a planes de pensiones, pensiones de seguridad social, clases pasivas, mutualidades, dietas y asignaciones para gastos de viaje (salvo locomoción, alojamiento y manutención), cantidades cobradas por cursos o conferencias, derechos de autor o patentes o retribuciones de administraciones de sociedades.

También becas no exentas y relaciones laborales en entidades sin ánimo de lucro o relaciones laborales especiales, como personal civil del Ejército, deportistas profesionales, minusválidos que trabajen en centros especiales de empleo; artistas, empleados del hogar; penados, algunas rentas de abogados, etcétera.

Las novedades que afectan a los rendimientos del trabajo afectan a Imputación contratos de seguro colectivos: reducción por período de generación, gastos deducibles y reducción por obtención de rendimientos del trabajo y rendimientos del trabajo en especie.

Enlace | Rendimientos del trabajo

Tributación de los Dividendos

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos expone la Tributación de los Dividendos.

Tributación de los Dividendos

Para empezar podemos decir que los dividendos se consideran rendimientos del capital mobiliario y se integran en la base imponible del ahorro.

Hay que recordar que las rentas del ahorro tributan con los siguientes tipos: hasta 6.000 euros al 19,5%, de 6.000 a 50.000 euros al 21,5% y más de 50.000 euros al 23,5%.

El inversor deberá tributar por el importe bruto total obtenido en concepto de dividendos, ya que, con efectos desde 1 de enero de 2015, se eliminó la exención por dividendos. Asimismo, incluirá dentro de retenciones y pagos a cuenta la retención total soportada por los 2.500 euros de dividendos al 19,5%.

También hay que citar que para el cálculo del rendimiento neto del capital mobiliario, se deducirán de los rendimientos íntegros exclusivamente los gastos de administración y depósito de las acciones o participaciones y demás valores negociables. Eso sí, hay que tener en cuenta que no son deducibles los gastos ligados a una gestión discrecional e individualizada de carteras de inversión.

En cuanto al ahorro debe decirse lo siguiente :que formarán parte de la renta del ahorro, tributando a los tipos del ahorro, los rendimientos obtenidos por la participación en los fondos propios de cualquier tipo de entidad (dividendos, primas de asistencia a juntas, participaciones en los beneficios), rendimientos obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios (intereses de cuentas, depósitos, préstamos…), contraprestación derivadas de la transmisión, reembolso, amortización de letras de deuda pública, pagarés, bonos, obligaciones…, y rendimientos procedentes de operaciones de capitalización, de con tratos de seguro de vida o invalidez y de rentas derivadas de la imposición de capitales.

Sin embargo, formarán parte de la parte general tributando al tipo marginal como rendimientos del capital mobiliario, los rendimientos derivados de la propiedad intelectual e industrial, de la prestación de asistencia técnica, de arrendamiento de bienes muebles, negocios, subarrendamientos y de la cesión del derecho a la explotación de la imagen.

Enlace | Tributación de los Dividendos

Desgravaciones fiscales para la Comunidad Valenciana

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos expone de forma breve las Desgravaciones fiscales para la Comunidad Valenciana.

Desgravaciones fiscales para la Comunidad Valenciana

Sobre las desgravaciones fiscales para la comunidad valenciana podemos decir que es deducible el 20% de las donaciones con finalidad ecológica y el 15% por donaciones de bienes integrantes del Patrimonio Cultural Valenciano.

Enlace | Desgravaciones fiscales para la Comunidad Valenciana

Renta 2015 : Deducciones Fiscales en Cataluña

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos expone de forma muy breve las Deducciones fiscales en Cataluña para la Declaración de la Renta 2015.

Renta 2015 : Deducciones Fiscales en Cataluña

Se pueden desgravar los donativos a entidades que fomentan el uso de la lengua catalana, así como el pago de intereses de préstamos para los estudios de máster y doctorado o las cantidades invertidas por un ángel inversor en acciones o participaciones sociales de entidades nuevas.

Enlace | Renta 2015 : Deducciones Fiscales en Cataluña 

Obligación de presentar la Declaración de la Renta o Presentación Voluntaria

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos expone brevemente la Obligación de presentar la Declaración de la Renta o Presentación Voluntaria.

Obligación de presentar la Declaración de la Renta o Presentación Voluntaria

Los que están dados de alta por honorarios, como persona física con actividad empresarial, tienen propiedades en arrendamiento o siendo asalariados tienen ingresos mayores a los 400,000 pesos deben presentar la declaración anual. Pero, ¡ojo! Ellos no son los únicos: también podrías estar obligado si recibiste un crédito, obtuviste una donación de un familiar o premios que rebasen los 600,000 pesos de forma individual o en conjunto.

En el supuesto de los créditos, donaciones y premios no es que debas pagar más impuestos, pero sí debes informarlo al fisco y para eso tienes que presentar una declaración anual informativa.

Enlace | Obligación de presentar la Declaración de la Renta o Presentación Voluntaria