Deducción por Maternidad

La Agencia Tributaria Española nos expone de forma breve la Deducción por Maternidad.

Deducción por Maternidad

La deducción por maternidad es una de las partidas de desgravación fiscal que contempla la Ley del IRPF, que consiste en una deducción de hasta 1.200 euros por cada hijo menor de tres años.

Está dirigida a mujeres trabajadoras dadas de alta en la Seguridad Social o Mutualidad con hijos propios, adoptados o acogidos y que se puede practicar durante los tres años siguientes a la fecha de inscripción en el Registro Civil o los tres años posteriores a la fecha de la resolución judicial o administrativa que la declare.

En caso de fallecimiento de la madre o cuando la guarda y custodia se atribuya de forma exclusiva al padre, o en su caso a un tutor, éste tendrá derecho a la práctica de la deducción pendiente, siempre que cumpla los requisitos antes citados.

La deducción se calcula de forma proporcional al número de meses en que se cumplan de forma simultánea los requisitos, incluido el mes de nacimiento y no computa el mes de cumplimiento de los tres años.

Tiene como límite para cada hijo el importe íntegro sin bonificaciones de las cotizaciones y cuotas totales a la Seguridad Social y Mutualidades devengadas en cada período impositivo con posterioridad al nacimiento o adopción, explica la Agencia Tributaria.

Enlace | Deducción por Maternidad

Ingresos Extra por Traslado Laboral

La AgenciaTributaria Española nos expone de forma breve los Ingresos Extra por Traslado Laboral.

Ingresos Extra por Traslado Laboral

Se debe explicar primero que la normativa laboral prohíbe el traslado discrecional del trabajador a otro centro de trabajo en localidad distinta que suponga cambio de residencia habitual. No obstante, sí lo permite en circunstancias especiales, derivadas de cambios organizativos o productivos en la empresa, que exijan tales traslados involuntarios.

A cambio, los trabajadores tienen derecho a unas prestaciones compensatorias de los gastos extraordinarios en que deben incurrir. “Es por ello que se van a considerar exonerados de gravamen las cantidades que se abonen con motivo del traslado forzoso de puesto de trabajo a municipio distinto siempre que el mismo exija el cambio de residencia y las cantidades correspondan, de forma exclusiva, a alguno de estos dos conceptos: gastos de locomoción y manutención del contribuyente y sus familiares durante el traslado, y gastos de traslado de su mobiliario y enseres”.

Si por el contrario el trabajador optase por la extinción de su contrato, pues no ha sido contratado específicamente para prestar sus servicios en empresas con centros de trabajos móviles o itinerantes, que exija cambio de residencia, “el trabajador tiene derecho a percibir una indemnización exenta del IRPF de 20 días de salario por año de servicio, prorrateándose los períodos de tiempo inferiores al año, con un máximo de 12 mensualidades.

Enlace | Ingresos Extra por Traslado Laboral

¿Cómo tributar en caso de separación o divorcio?

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos expone de forma breve ¿Cómo tributar en caso de separación o divorcio?.

¿Cómo tributar en caso de separación o divorcio?

Tras un divorcio se debe tener en cuenta qué modalidad de tributación se elige dependiendo de quién asuma la custodia legal de los hijos y qué es lo que se ha acordado en el juzgado o de forma amistosa. También hay que tener en cuenta las deducciones fiscales en caso pensión alimenticia o compensatoria.

Así, cambiarán la tributación de las reducciones y deducciones en función de quién ocupe la vivienda en la que viven los hijos; quién asuma la prestación por alimentos y gastos y la pensión compensatoria, gastos sujetos a desgravación siempre que hayan sido impuestos en un juzgado. Hay que tener en cuenta que si estas cantidades se han acordado de forma amistosa, sólo se podrá desgravar la pensión compensatoria y no las anualidades por alimentos para hijos y resto de gastos.

Anualidades por alimentos y vestido

Con carácter general, las pensiones o anualidades de alimentos de los hijos recibidas por sentencia o convenio regulador aprobado judicialmente están exentas de tributar por parte del receptor, mientras que el cónyuge obligado a abonar las anualidades por alimentos podrá desgravarse por el pago de esta cuantía.

“Las pensiones compensatorias a favor del cónyuge y las anualidades por alimentos, con excepción de las fijadas en favor de los hijos del contribuyente pueden ser objeto de reducción en la base imponible del que las satisface”, detalla Hacienda. “En consecuencia, el excónyuge que la percibe habrá de integrar su cuantía en su base imponible como rendimientos del trabajo”.

Las anualidades por alimentos no podrán reducir la base imponible general, aunque sí se tendrán en cuenta para calcular la cuota íntegra estatal y autonómica del Impuesto. “Se tomará en cuenta para su cálculo el importe dinerario que efectivamente se haya satisfecho en concepto de anualidad por alimentos y que se corresponda estrictamente con los términos que obran en el convenio regulador de divorcio, por lo que toda cantidad que no respondiese a dichos fines previstos no deduce”.

La Agencia Tributaria especifica que “el tratamiento previsto por la ley del Impuesto para las anualidades por alimentos a favor de los hijos y del que se infiere solo es de aplicación cuando los progenitores no tengan derecho a aplicar el mínimo por descendientes por ellos. No obstante, el Tribunal Económico-Administrativo Central, en su resolución de 11 de septiembre de 2014 ha fijado que son compatibles el tratamiento fiscal de las anualidades por alimentos satisfechas a favor de los hijos, en aquellos casos en los que el contribuyente ostente la guarda y custodia compartida respecto de sus hijos, y la aplicación del mínimo por descendientes”.

Tributación conjunta o individual

También se tendrá en cuenta quién tiene ahora “la relación con Hacienda”. Teniendo en cuenta que nadie puede formar parte de dos unidades familiares al mismo tiempo, en caso de divorcio o separación legal la unidad familiar será a efectos fiscales la que formen el padre o la madre y los hijos que vivan con uno u otro.

Así, el excónyuge que tiene la custodia puede optar por la tributación conjunta con sus hijos, mientras que el otro hará la declaración de forma individual, deduciéndose de gastos como la prestación por alimentos antes mencionada, independientemente del régimen de visitas estipulado.

En el caso de separación o divorcio con guardia y custodia compartida, ambos progenitores tienen derecho a optar a la tributación conjunta o compartida, pero sólo podrá hacerlo uno de ellos en cada ejercicio tributario.

Así,el padre o la madre puede formar unidad familiar con los hijos y optar por la tributación conjunta para optar a las reducciones fiscales, lo que implica que el otro miembro de la pareja debe declarar de forma individual. Si no hubiera acuerdo en cuanto a las reducciones por unidad familiar en este sentido, la Agencia Tributaria las asignará a cada progenitor de manera proporcional y las distribuirá entre los padres con el que conviva el descendiente por partes iguales, aun cuando uno de ellos tribute conjuntamente con el descendiente.

Mínimos por descendientes

En las declaraciones conjuntas de unidades familiares formadas por el padre o la madre y todos los hijos que convivan con uno u otro se aplica una reducción de la base imponible de 2.150 euros anuales, salvo que el contribuyente conviva con el padre o la madre de alguno de los hijos que forman parte de su unidad familiar a 31 de diciembre de cada año.

Se aplican los mínimos por descendientes cuando el descendiente sea menor de 25 años o tenga una minusvalía igual o superior al 33% siempre que viva con el contribuyente, no haya obtenido en el ejercicio rentas superiores a 8.000 euros anuales y no presente declaración del IRPF independientemente con rentas superiores a 1.800 euros.

Vivienda

Tras un divorcio también cambia el lugar de residencia de al menos uno de los cónyuges, por lo que pueden darse asimismo situaciones confusas a la hora de tributar en relación con la que era hasta el momento del divorcio la vivienda habitual de ambos miembros de la pareja. Estos dos ejemplos a los que responde la Agencia Tributaria.

1. Un matrimonio compra una vivienda en 1995, para su sociedad de gananciales para residencia habitual. En 2005 se divorcian liquidándose la sociedad de gananciales, adjudicándose uno de ellos 100 por 100 de la vivienda que sigue constituyendo su vivienda habitual. ¿Puede ser considerada el total de la misma como vivienda habitual aunque se venda antes de tres años desde que se adjudicó, a efectos de aplicar la exención por reinversión en una nueva vivienda habitual, o sólo el 50% de la misma?

-Para la aplicación de los beneficios fiscales previstos en la normativa para la vivienda habitual, supone que para que ésta adquiera tal calificación deben confluir de forma simultánea el pleno dominio del bien, aunque sea compartido, y la residencia en la misma, por un plazo continuado de, al menos, tres años.

No obstante en los supuestos de adquisición de la propiedad en pro indiviso, habiendo adquirido el 50% de la titularidad del pleno dominio sobre la misma en los tres años anteriores a la transmisión, si el obligado ha residido ininterrumpidamente en la vivienda desde su adquisición, para el cómputo del plazo de tres años para determinar si el inmueble tiene o no la consideración de vivienda habitual, ha de estarse a la fecha en que se produjo la adquisición de la cuota indivisa, sin tener a estos efectos trascendencia la fecha en que se adquirió la cuota restante hasta completar el 100 por 100 del dominio.

Por tanto, al haber sido adquirida la vivienda para la sociedad de gananciales, si el cónyuge al que se ha adjudicado el 100% de la vivienda continua residiendo en la misma ininterrumpidamente, al computarse el plazo de los tres años desde el momento de la adquisición para la sociedad de gananciales y no desde el momento en que esta se disuelve, el 100 por 100 de la misma tendrá la consideración de vivienda habitual a efectos de los beneficios fiscales relacionados con la vivienda.

2. Un Contribuyente separado que sigue abonando su anterior vivienda en la que vive su excónyuge y sus hijos. ¿puede deducir por los pagos satisfechos relacionados con dicha vivienda?

-La nueva legislación del IRPF regula la deducción por inversión en vivienda habitual señalando que en supuestos de nulidad matrimonial, divorcio o separación judicial, el contribuyente podrá seguir practicando esta deducción, en los términos que reglamentariamente se establezcan, por las cantidades satisfechas en el período impositivo para la adquisición de la que fue durante la vigencia del matrimonio su vivienda habitual, siempre que continúe teniendo esta condición para los hijos comunes y el progenitor en cuya compañía queden. También podrá practicar deducción por las cantidades satisfechas, en su caso, para la adquisición de su vivienda habitual, pero con el límite conjunto de 9.015 euros anuales.

Enlace | ¿Cómo tributar en caso de separación o divorcio?

 

Declarar los Objetos comprados por Internet o no

La Agencia Tributaria Española nos expone de forma breve si hay que Declarar los Objetos comprados por Internet o no.

Declarar los Objetos comprados por Internet o no

l inicio de la campaña la Agencia Tributaria advirtió de que está vigilando los anuncios de alquileres de viviendas por internet y otros medios. La Red se ha convertido en un foco de interés para Hacienda. Tras el boom de portales como Wallapop o Airbnb, conviene tener claro qué hay que declarar y qué no.

Wallapop, Ebay y otras ventas entre particulares

Lo primero que se debe saber es que la ley obliga a declarar todas las ganancias patrimoniales del vendedor, pero no todas las ventas en portales tipo Wallapop o Ebay lo suponen.

En el caso de Wallapop o Ebay “generan para el vendedor ganancias o pérdidas patrimoniales por transmisión de elementos por diferencia entre el coste de adquisición y el precio de venta, deducidos los gastos y comisiones soportados por el vendedor”. Así, indica que en el caso de producir pérdidas, la parte que sea imputables al uso o consumo del bien, no es computable en el IRPF.

Es lo más habitual en estos casos, ya que cuando se vende un producto de segunda mano habitualmente se hace a un precio más bajo de lo que costó.

Si se gana dinero…

Sin embargo, a veces ocurre lo contrario. En el caso de que se produzca ganancia patrimonial, es decir, se vende más caro de lo que costó (por ejemplo, productos de coleccionismo) o su precio de mercado se ha incrementado desde que se adquirió, sí hay ganancia y debe tributar: las ganancias patrimoniales por transmisiones van del 19,5 al 23,5% en 2015.

En cuanto a cómo debe tributar el comprador: es una inversión que no implica por tanto generación de renta. Deberían tributar como transmisión patrimonial onerosa en el ITP al tipo aplicable por la comunidad autónoma donde el adquirente tenga su domicilio fiscal (suele ser entre el 4% y el 8%)

Enlace | Declarar los Objetos comprados por Internet o no

Gastos deducibles y reducción por obtención de rendimientos del trabajo

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos expone de forma breve los Gastos deducibles y reducción por obtención de rendimientos del trabajo.

Gastos deducibles y reducción por obtención de rendimientos del trabajo

Desaparece la reducción general de 2.652 euros, por obtención de rendimientos del trabajo, cualquiera que fuese  el rendimiento neto positivo, y cualquiera que fuese la cuantía de “otras rentas”  percibidas.  Pero se aprueba un nuevo gasto deducible de  2.000 euros en concepto de otros gastos.  Será dicho gasto el que se incrementará en otros 2.000 euros anuales , en el caso de desempleados que acepten un nuevo puesto de trabajo que exija un cambio de residencia, así como, también se incrementará en el importe de 3.500 euros o 7.750 euros anuales  para el caso de trabajadores activos discapacitados según los grados de su discapacidad.

El importe total por estos nuevos gastos deducibles tendrá como límite el rendimien­to íntegro del trabajo una vez minorado por el resto de gastos deducibles previstos en este apartado.

No obstante, seguirá existiendo la citada reducción para los contribuyentes con rendimientos netos del trabajo inferiores a 14.450 euros siempre que no tengan rentas, excluidas las exentas, distintas de las del trabajo superiores a 6.500 euros. En estos casos se aplicará tanto el gasto como la reducción. Para estos contribuyentes el importe de la reducción será:

  • Contribuyentes con rendimientos netos del trabajo iguales o inferiores a 11.250 euros: 3.700 euros anuales.
  • Contribuyentes con rendimientos netos del trabajo comprendidos entre 11.250 y 14.450 euros: 3.700 euros menos 1,15625 x (rendimiento del trabajo – 11.250 euros anuales).

Para los trabajadores activos mayores de 65 años desaparece el incremento de la reducción por obtención de rendimientos del trabajo, sin que se establezca ningún gasto deducible por tal motivo.
(Modificación de los artículos 19 y 20 LIRPF)

Sin perjuicio de lo anterior, se establece un régimen transitorio por el cual aquellos contribuyentes que en 2014 apliquen el incremento de reducción por movilidad geográfica, en 2015 seguirán aplicando dicha reducción en los términos vigentes a 31 de diciembre de 2014, en lugar del nuevo gasto deducible por este concepto.
(Disposición Transitoria  sexta LIRPF)

Enlace | Gastos deducibles y reducción por obtención de rendimientos del trabajo

Verifica en la Declaración de la Renta 2015

La Agencia tributaria Española (AEAT) nos expone de forma breve Verifica en la Declaración de la Renta 2015.

Verifica en la Declaración de la Renta 2015

A algunos contribuyentes que cumplan ciertos requisitos les aparecerá un mensaje en pantalla en el que se les informará de la posibilidad de agilizar la comprobación y posterior devolución. ¿Cómo se realizará? Con certificado, Cl@ve PIN o con la referencia del borrador/declaración o datos fiscales del año 2015, pero si el contribuyente desea continuar y acceder a “VERIFICA (Autocorrección de declaraciones)”, deberá estar dado de alta en el sistema Cl@ve PIN o disponer de certificado electrónico.

Una vez dentro de “Verifica”, se mostrará una pantalla en la cual la Agencia Tributaria informa al contribuyente de la existencia de incidencias en su declaración y de una posible minoración de su devolución, asegura la Agencia Tributaria. Este procedimiento se puede interrumpir, pero si se concluye, aparecerá una notificación con la propuesta de la liquidación.

Enlace | Verifica en la Declaración de la Renta 2015

Tributación de los Seguros de Vida en la Declaración de la Renta.

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos expone brevemente la Tributación de los Seguros de Vida en la Declaración de la Renta.

Tributación de los Seguros de Vida en la Declaración de la Renta

La tributación de los seguros de vida depende de muchos factores. Los seguros de vida ahorro tributan por los beneficios generados por el producto a vencimiento, es decir, cuando se recupera el capital invertido y los rendimientos en forma de capital o de renta. Los planes de pensiones y planes de previsión asegurados (PPA) tributan de forma diferente. Y los planes de ahorro cinco o seguros individuales de ahorro a largo plazo (SIALP) y los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS) tributan de forma especial con el objetivo de incentivar el ahorro a largo plazo.

En el caso de los seguros de vida riesgo, la tributación difiere si el tomador del seguro y el beneficiario son la misma persona o son diferentes. En el primer caso, si el tomador del seguro y el beneficiario son la misma persona, tributan por IRPF en función de la tasa impositiva del ahorro.

Si el tomador y el beneficiario no son la misma persona, se tributa a través del impuesto de Sucesiones y Donaciones. Este tipo de seguros tiene una exención fiscal de cerca de 9.000 euros por heredero cuando se traten de cónyuges, un ascendiente o un descendiente.

Esta cifra varía en función de la Comunidad Autónoma, ya que se trata de un impuesto cedido.

Enlace | Tributación de los Seguros de Vida en la Declaración de la Renta

Rendimientos del Trabajo Exentos

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos expone brevemente los Rendimientos del Trabajo Exentos.

Rendimientos del Trabajo Exentos

Se consideran Rendimientos Exentos del trabajo (se declaran, pero no tributan) los siguientes:

La entrega a los trabajadores, de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, de acciones o participaciones de la propia empresa o de otra del mismo grupo, siempre que cumpla con las siguientes condiciones. Primera, el valor total entregado a cada trabajador no puede superar los 12.000 euros anuales; segunda, las acciones no pueden venderse en tres años; y tercera, las entregas deben formar parte de un “plan de retribución” preestablecido y accesible a toda la plantilla.

Los vales de guardería no tienen límite: sea cual sea la cantidad no tributa.

Los vales de comida están exentos siempre que no superen los nueve euros diarios. El exceso de ese importe tributaría normalmente en el IRPF.

Los bienes destinados a servicios sociales y culturales del personal empleado están exentos. Por ejemplo, instalaciones deportivas, gimnasio de empresa, salas de lectura, servicios médicos de empresa…

Servicios de enseñanza. La prestación gratuita o con precio inferior al normal del servicio de educación (preescolar, infantil, primaria, secundaria obligatoria, bachillerato y formación profesional) prestado por centros educativos autorizados a los hijos de sus empleados.

El pago por la empresa del servicio público de transporte, directamente o por fórmulas indirectas de pago como “cheque o tarjeta transporte”. No pueden excederse los 136,36 euros mensuales por trabajador, con un límite de 1.500 euros anuales.

Los seguros de salud que cubran al trabajador –también pueden incluir a su cónyuge y sus hijos– y siempre que no excedan los 500 euros anuales por persona.

Las dietas y asignaciones pagadas por la empresa al trabajador para gastos de viaje por motivos laborales no tributan hasta ciertos límites y con condiciones. Las compensaciones que superen los límites o incumplan algún requisito se declaran como rentas del trabajo.

No se declaran, dentro de ciertos límites, los gastos de desplazamiento pagados por la empresa para que el empleado se desplace fuera del lugar de trabajo para realizar una función dentro de su desempeño laboral en un lugar distinto, se salga o no del municipio.

Si se viaja en transporte público (la empresa paga directamente o reembolsa el dinero), los gastos pueden ser ilimitados, pero deben justificarse con el billete de avión, tren o autobús, el recibo del taxi…

En transporte privado, el límite son 0,19 euros por kilómetro recorrido, tenga o no factura de los gastos efectuados y siempre que pueda demostrar dos cosas: que realmente se desplazó en esas fechas (sirve cualquier documento, por ejemplo, la nota de pedido de los clientes) y que el cómputo de los kilómetros recorridos comienza en el lugar de trabajo y no en su domicilio particular. También están exentos los gastos de peaje y aparcamiento de los que tenga justificante, sin límite.

Están exentas con los límites siguientes las dietas de manutención y estancia en hoteles, fuera del municipio del centro de trabajo y de residencia, para estancias inferiores a nueve meses seguidos (sin descontar vacaciones). Hay que justificar los días, lugares y motivos del desplazamiento:

Los límites de las dietas de manutención en España haciendo noche son 53,34 euros por día y de 91,35 euros en el extranjero. Sin hacer noche, el límite en España son 26,67 euros por día y en el extranjero, de 48,08 euros.

Para el personal de vuelo, si no hacen noche, las dietas son un poco más altas: 36,06 euros en España y 66,11 euros en el extranjero. En las dietas de alojamiento no hay límites (aunque hay que justificar la estancia).

Enlace | Rendimientos del Trabajo Exentos

Tratamiento de la Discapacidad en la Declaración de la Renta 2015

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos expone de forma breva el Tratamiento de la Discapacidad en la Declaración de la Renta 2015.

Tratamiento de la Discapacidad en la Declaración de la Renta 2015

La discapacidad tiene un tratamiento especial en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o IRPF. Tanto si afecta al contribuyente como si afecta a alguna de las personas que conviven con él (hijos o padres), el contribuyente puede ver reducida factura fiscal en la declaración de la renta. Pasamos a repasar cuáles son las principales ventajas para este colectivo, con ayuda de Luis del Amo, secretario técnico del Registro de Economistas Asesores Fiscales.

Para empezar, la minusvalía se contempla en el mínimo personal y familiar del contribuyente (unas cantidades que están exentas de tributar por considerar que son necesarias para que el contribuyente cubra sus necesidades básicas y también las de los hijos o padres a su cargo. Por eso, se restan directamente de la base imponible del contribuyente, de lo que gana). Este capítulo se elevó con la reforma fiscal de 2015.

Así, si el mínimo personal de carácter general asciende a 5.550 euros, en el caso de discapacidad hay que sumar a esta cantidad otros 3.000 euros anuales (si el grado de discapacidad se sitúa entre el 33% y el 65%) y 9.000 euros si ésta supera el 65%.

En el caso de discapacidades que superen el 65% o cuando se acredite movilidad reducida o necesidad de asistencia de terceras personas, el contribuyente puede sumar a esas cantidades otros 3.000 en concepto de gastos de asistencia.

Asimismo, si el contribuyente tiene un ascendiente mayor de 65 años o tiene una discapacidad, tiene otro mínimo que se eleva a 1.150 euros anuales.
Más allá de los mínimos personales y familiares, el Gobierno ha introducido una deducción que ha entrado en vigor en esta campaña de la renta de 2015 por primera vez. En concreto, tienen derecho a una deducción de 1.200 euros los contribuyentes con familia numerosa o que tengan hijos o padres discapacitados (la cuantía asciende a 1.200 euros por cada descendiente o ascendiente).

La diferencia con el capítulo referido al mínimo personal y familiar es que las deducciones sí actúan como impuestos negativos (se resta de la base imponible) y además se pueden obtener anticipadamente como la deducción por maternidad (100 euros al mes).

Enlace | Tratamiento de la Discapacidad en la Declaración de la Renta 2015

Datos Básicos para la Cita con Hacienda

La Agencia Tributaria Española (AEAT) nos expone de forma breve los Datos Básicos para la Cita con Hacienda.

Datos Básicos para la Cita con Hacienda

  • A la cita previa para la Declaración de la Renta 2015 hay que llevar los siguientes documentos :
  • El documento del DNI original del titular que acude a la cita y fotocopia del DNI de todos los que figuren en la declaración.
  • Una autorización firmada por otros declarantes y su fotocopia del DNI (miembros de la unidad familiar o terceros), para realizar y/o presentar la declaración en su nombre.
  • Número IBAN de cuenta bancaria.
  • Referencias catastrales de todos los inmuebles de su propiedad o en los que viva de alquiler o en otras circunstancias.

Enlace | Datos Básicos para la Cita con Hacienda